Como tener éxito al publicar propiedades en internet

Compartir:

Si hace 20 años atrás, lo importante era disponer de un teléfono y un fax, y hace 15 años era imprescindible tener un  teléfono móvil y una cuenta de e-mails, hoy en día tenemos que estar a la vanguardia con las herramientas que nos ofrece el internet para tener éxito en los negocios, y muy en especial cuando se trata de la venta de bienes raíces.

Al navegar por un portal web y seleccionar las propiedades de interés, lo primero que salta a la vista del comprador son los imágenes. Muchos ni consideran contactar al vendedor si no ven varios buenos imágenes en el anuncio. Las fotos no solamente presentan a la propiedad, también dicen mucho sobre la profesionalidad del agente.

Una imagen vale más que mil palabras y atrae la atención mucho antes que las palabras escritas. Una buena foto puede ser la razón para contactar al vendedor y solicitar la visita del inmueble. Un anuncio con una sola foto o una foto de mala calidad muy a menudo será pasado por alto.  En www.indominicana.com observamos que muchos agentes inmobiliarios no aprovechan esta herramienta y publican pocas fotos y de mala calidad.

Aquí algunos consejos para tener en cuenta al publicar una propiedad:

Fotos del exterior:

Retire vehículos y otros elementos que obstruyen la vista frontal de la casa.

Evite la sombra sobre la propiedad.

Evite tomar la foto contra el sol

Retire evidencia de mascotas y juguetes de niños.

 

Fotos del interior:

Abre cortinas y persianas

Abra las cortinas y persianas

Encienda las luces.

Centrarse en los detalles interesantes, como la condición de un piso de madera

 Retire los botes de basura y cierre las tapas de inodoros en los baños.

 Utilice arreglos florales en las cocinas y comedores.

 Evite tomar fotografías en los espejos porque su imagen se refleje.

Cuando tire una foto contra una ventana, utilice el flash.

 Evite fotos oscuras, fotos de habitaciones desordenadas o con mascotas durmiendo en el sofá.

Seguir estos simples consejos no garantiza una venta rápida, pero incrementa la posibilidad de llamar la atención a los compradores y ciertamente crea una imagen más profesional  del agente inmobiliario o vendedor.