El arte del Home Staging

Compartir:
Si usted mira su casa a través de los ojos de un potencial comprador, probablemente encontrará muchas cosas que necesitan ser mejoradas antes de ponerla en el mercado.
Para tener su casa lista para la venta le costará un poco de esfuerzo, pero definitivamente vale la pena.

Si usted no presta atención a la vivienda que desea vender, los compradores potenciales se darán cuenta de inmediato, y su visita no durará más de unos pocos minutos. También muchos agentes inmobiliarios estarán de acuerdo con la importancia de preparar una casa para la venta. Mejoras en la vivienda no sólo pueden ayudar a vender una casa más rápido, también pueden aumentar el precio de venta.

Dado que la mayoría de los vendedores tienen poco tiempo y dinero, hay una necesidad de definir cómo invertir correctamente para tener su casa lista para vender. Algunas acciones pueden tener un gran impacto en la percepción de un comprador, y no le costará ningún dinero adicional.

Comience con limpiar el desorden de su casa. Seleccione de sus armarios y trasteros los objetos para guardar, tirar, reciclar o donar. Luego están estas cositas, fotos familiares, recuerdos y otros artículos dispersos por todas las habitaciones. La recomendación es empacar los artículos que vaya a llevar con usted a su nuevo hogar y almacenar las cajas fuera de la parte principal de la casa.

El siguiente paso es una buena limpieza. A los compradores no les gusta comprar la suciedad de otras personas.
Lo siguiente en la lista de cosas por hacer son las mejoras básicas y económicas. La aplicación de una nueva capa de pintura puede hacer una gran diferencia en la apariencia de una habitación. Elija los colores neutros. La mayoría de los compradores quieren poder mudarse sin tener que abordar de inmediato los proyectos de redecoración y reparación.
Camine por su casa y trate de descubrir todas las revisiones o cambios de bajo costo que usted podría hacer para atraer a un comprador: una nueva cortina de ducha, perillas modernas para los muebles de la cocina y baño, una nueva alfombra de bienvenida en la puerta principal, y así sucesivamente. Míre  su casa  como un producto, sin emocionarse cuando decide sobre las mejoras.

La casa debe estar libre de olores. Evite enmascararlos con aromas muy perfumados;  en su lugar, es aconsejable deshacerse de la fuente del mal olor.
La primera impresión es crucial. Lo que los compradores ven en frente de ellos es lo que se pegará en su mente, ya que forman una opinión sobre su casa y deciden si quieren hacer una oferta para comprarla.

A veces los vendedores asumen que una importante remodelación de la cocina o el baño es una inversión segura  para impulsar la venta con el precio lo suficientemente elevado para cubrir este costo. Pero esto no siempre es cierto.

Antes de someterse a una remodelación cara,  es importante consultar a un buen agente que le puede decir lo que está pasando en el mercado. ¿Cuáles viviendas similares a la suya están en venta, y qué nivel de acabado tienen estas casas? Por ejemplo, la cantidad de trabajo que se ha hecho en otras casas en venta en el mercado y lo que es la calidad de ese trabajo? Con este conocimiento puede decidir si debe emprender un proyecto de remodelación más costoso antes de vender.

Y lo más importante, no hay que confundir la decoración con el Home Staging. El Home Staging es sobre la presentación de la casa para que los compradores puedan verse a sí mismos en el hogar en lugar de ver las cosas de los demás. Espacio, luz y algunas mejoras hacen un hogar atractivo para los compradores.